YOLIA, UNA ESPERANZA PARA NIÑAS EN SITUACION DE CALLE

YOLIA, UNA ESPERANZA PARA NIÑAS EN SITUACION DE CALLE

La semana pasada, algunos compañeros de SP y yo tuvimos la oportunidad de visitar Yolia, una iniciativa muy especial que se enfoca en brindar una nueva oportunidad de vida a chicas que se encuentran en situación de calle. Conseguimos el contacto con uno de ellos gracias a Verenice, armamos una colecta en la agencia para recaudar ropa y tuvimos tan buena respuesta que para cuando llegó el momento de llevarla al albergue, apenas cabía en la cajuela del coche.

Nos dirigimos hacia la colonia Olivar del Conde, en la delegación Álvaro Obregón, una zona de la ciudad que, como tantas, se ve afectada por la falta de recursos; justo ahí es donde Yolia apoya no solo a chicas que antes no contaban con un techo bajo el cual resguardarse, como ya les comentaba, sino que también brinda un espacio de recreación y sano esparcimiento a las hijas de los comerciantes de la zona.

Los administradores del lugar nos abrieron la puerta amablemente, y tuvimos oportunidad de conocer tanto las instalaciones, ordenadas y limpias, como a muchas de las chicas que viven ahí. Conocimos la sala y la percibimos sumamente acogedora; el comedor y la cocina están limpios y en perfectas condiciones. Atravesamos el patio, donde hay un aro de basketball junto a un llamativo graffitti con motivos religiosos y las chicas pueden divertirse un rato tirando unas canastas, jugando volleyball o incluso armándose un columpio improvisado con una cuerda; todo sirve cuando se es niño y de diversión se trata, aunque por supuesto, no todo es pasar la tarde jugando; en el mismo patio hay un par de lavaderos para que las niñas se hagan responsables del aseo de su ropa, además de que en los dormitorios, bonitos y ordenados, ellas mismas se encargan de tender sus camas y planchar su ropa para poder ir después al aula a leer y recibir clases de sus instructoras.

Es genial ver que las niñas son atendidas adecuadamente, que se les brinda la oportunidad tanto de aprender a ser responsables como de adquirir conocimiento, y sobre todo, de sentirse protegidas y valoradas. Como visitante, es sencillo darse cuenta de que el personal del albergue se apasiona por su trabajo, ya que todas las chicas tienen una actitud muy agradable, abierta, se les ve contentas, se nota enseguida que se alimentan bien y están a gusto. Son tímidas, pero dentro de su timidez uno nota su buena vibra cuando las ve desenvolverse y las escucha hablar; además, si hay algo que motiva para que uno vuelva, es el hecho de verlas sonreír cuando fueron llamadas para recibir la ropa que les habíamos llevado y colocamos en la mesa del comedor. Verlas sonreír de esa manera tan franca, acercarse en orden a la mesa y elegir cada una las tres prendas que más les gustaran, es algo que me deja pensando en cuán solidarios podríamos llegar a ser, qué tan seguido lo seríamos, si tuviéramos la oportunidad de ver constantemente esas caritas iluminadas por la felicidad de recibir aunque sea un pequeño detalle de vez en cuando.

Si desean conocer un poco más acerca de Yolia y todas las actividades que realiza en pro del bienestar de estas niñas, no dejen de visitar su sitio web; se sorprenderán de todo lo que se puede lograr con esfuerzo, buena voluntad y ganas de hacer de este mundo, un mundo más amigable para quienes más lo necesitan.

(Visited 493 times, 1 visits today)
  • Mariana Mendoza

    Es gratificante saber que SP apoya estas causas y creo que tenemos la capacidad de ayudar a muchas otras causas. Que este 2015 apoyemos a muchos más!

    • Daniel Mendez

      Hola Mariana, ¡seguro que sí! de hecho estaremos aportando periódicamente a Yolia, y buscando más iniciativas interesantes con las que podamos ayudar a quienes más lo necesitan.

      Saludos.