NFC: ¿ESTAMOS LISTOS PARA ESTA TECNOLOGIA?

NFC: ¿ESTAMOS LISTOS PARA ESTA TECNOLOGIA?

NFC son las siglas de Near Field Communication o Comunicación de Campo Cercano. Es una tecnología inalámbrica de alta frecuencia con un radio de acción muy bajo (debes estar a no más de 10 o 15 cm del dispositivo con el que se interactúa). Su funcionamiento se basa en la creación de un campo electromagnético en el que, mediante inducción, se genera un intercambio de información entre dispositivos con una tasa de transferencia que puede alcanzar los 424 kbits/s; su enfoque, más que para la transmisión de grandes cantidades de datos es para comunicación instantánea: identificación y validación de equipos o personas. Funciona en la banda de los 13.56 MHz, con la cual no hace falta licencia de uso.

La tecnología NFC es la heredera directa de las etiquetas RFID (radio-frecuency identification), son las responsables de hacer sonar las alarmas cuando alguien sale de una tienda sin pagar un producto.

El estándar NFC soporta dos modos de funcionamiento:

Modo activo: ambos dispositivos están equipados con fuentes de energía, son capaces de generar su propio campo electromagnético y utilizarlo para intercambiar información con otros dispositivos en ambas direcciones, lo que es ideal para autenticar identidades o verificar pagos.

Modo pasivo: uno de los dispositivos no cuenta con fuente de energía propia y necesita que el segundo dispositivo genere el campo electromagnético. El dispositivo que cuenta con fuente de energía actúa como lector de la información que contiene el dispositivo pasivo.

La fortaleza de la tecnología NFC está en la velocidad de comunicación que es casi instantánea y sin necesidad de emparejamiento previo (como con el Bluetooth) y su uso es transparente a los usuarios. A pesar de la poca distancia a la que opera, no es posible descartar la copia de los códigos del chip para uso fraudulento. Además, no sólo está la posibilidad de robo de datos sino también la modificación o inserción de errores en la misma.

Los usos que más futuro tienen en el uso de la tecnología NFC son:

  1. Identificación: el acceso a lugares donde es necesaria una identificación podría hacerse con sólo acercar nuestro celular o tarjeta con chip NFC a un dispositivo de lectura. Por ejemplo, en las últimas ediciones del Mobile World Congress de Barcelona los asistentes se identificaban en la entrada utilizando su smartphone. ¿Será el fin de las entradas a eventos tal y como las conocemos actualmente?
  2. Recolección o intercambio de datos: Google es el principal protagonista de este uso originando utilidades como marcar dónde estamos o recibir información de un evento o establecimiento de manera inmediata. Además, es posible llevar un poco más allá determinadas campañas de marketing, por ejemplo, una prueba piloto realizada en Barcelona por conocida cadena de hamburguesas, ofrecía descuentos y promociones a todo aquél que acercara su smartphone a un cartel publicitario equipado con etiqueta NFC; estos descuentos cambiaban dependiendo de la hora en que el usuario interactuaba con el cartel ofreciendo distintas ofertas a lo largo del día.
  3. Pago con el teléfono móvil: ésta es la estrella de los usos del NFC. La comodidad de uso y que el gasto pueda estar asociado a tu factura o a una cuenta de banco está en camino a ser el método de pago del futuro. En 2011, Google presentó en Estados Unidos Google Wallet, un sistema de pago móvil que permite digitalizar las tarjetas de crédito y realizar pagos con ellas a través de smartphones. Sitges, en España, fue pionera en Europa con una de las mayores pruebas en colaboración de VISA, La Caixa y Telefónica participando 1,500 usuarios y 500 comerciantes dejando patente el potencial de la tecnología NFC como método de pago seguro.

El NFC puede suponer una gran herramienta para la comunicación con los usuarios de un determinado servicio o apoyo a la publicidad y al turismo. Se han realizado algunas pruebas con éxito en la Alhambra de Granada donde al acercar un smartphone con NFC, se ofrecía una audio guía descriptiva del interior del monumento. En la EMT de Málaga y Orange se instalaron etiquetas NFC en las paradas de autobús y, al acercar un smartphone con NFC, permitían conocer el tiempo de espera y los horarios de los autobuses. A mediados de 2011, Gamma Solutions implementó un sistema NFC con el cuál se puede acceder a las principales atracciones turísticas de la ciudad de Cáceres. A finales de 2012, Zitycard desarrolló un sistema de cobro con terminales NFC en colaboración con Samsung implantándolo en marzo de 2013 en la red de taxis de Zaragoza para realizar el cobro con tarjetas ciudadanas. En el ámbito automovilístico, muchas marcas están apostando por los “coches conectados” o smartcars, donde el NFC podría ser una pieza clave. En el futuro podríamos ver al NFC mejorando la tecnología que se utilice en los sistemas de pago inalámbrico de peajes (VIA-TTeletag) en un gran número de autopistas de todo el mundo.

La tecnología NFC parece encontrarse en una etapa de madurez que permite a los fabricantes y desarrolladores tomarla como una opción seria e inmediata. Sus usos han sido probados con éxito en muchos ámbitos cotidianos pero, como toda tecnología, necesita que los fabricantes la desarrollen más y le den más usos que los actuales. Año tras año la tecnología NFC se anuncia como la tecnología que revolucionará el concepto de conectividad, aunque también podría continuar siendo la eterna promesa. ¿Tú qué opinas?

(Visited 458 times, 1 visits today)
  • Fabiola Davó Sayrols

    Me encanta :), El mundo de los Supersónicos, con los que soñabas de niño ya esta aquí.

    • Paco Reyes

      Es una tecnología en desarrollo con muchísimas posibilidades de uso inmediato para la vida cotidiana, haciendo tareas de las que se puede dudar si en verdad se hace eso y al mismo tiempo con muchísimas posibilidades de implementación para el Marketing BTL. Hay un muy buen campo de trabajo sobre todo para proyectos de digital.