EL BUEN FIN: ¿CUÁL ES EL FIN?

EL BUEN FIN: ¿CUÁL ES EL FIN?

¡Ha llegado el momento, queridos lectores! El periodo más esperado dentro del calendario mercadológico abre sus puertas el día de hoy para millones de mexicanos que, ansiosos, abarrotarán los establecimientos participantes en El Buen Fin.

Inspirado en el Black Friday (o Viernes negro, para quienes no estén familiarizados con el idioma de Shakespeare) estadounidense, empero, guarda ciertas diferencias con este: mientras el Black Friday dura un solo día y su propósito principal es permitir que los vecinos del norte surtan la lista de regalos navideños a precios especiales, El Buen Fin dura cuatro días y va más enfocado a que el consumidor mexicano tenga acceso a ofertas, descuentos, rebajas sobre precio normal y promociones (la mayoría de ellas créditos a meses sin intereses) mediante las cuales satisfará toda necesidad de consumo que tenga en el momento.

Sin embargo, para aprovechar las ofertas que plantean una ventaja real para el consumidor, es necesario estar atentos y  elegir inteligentemente. El primer paso es asegurarnos de que el establecimiento o marca en cuestión realmente esté participando en la dinámica y no utilice únicamente el slogan de El Buen Fin para obtener más clientes, práctica que, desgraciadamente, resulta común en estos días. Lo siguiente es cuestionarnos objetivamente cuál es la finalidad de nuestra asistencia al centro comercial o establecimiento que nos ha guiñado el ojo y detectar las opciones que mejor convengan a nuestro bolsillo para, entonces sí, hablar de que aprovechamos un ofertón.

[

buenfin1

[

Por ejemplo, si durante El Buen Fin deseamos comprar ropa invernal, es necesario utilizar la lógica y pensar en que los mejores descuentos los encontraremos a finales de enero. Del mismo modo, tomar un crédito a 18 meses sin intereses, por atractivo que parezca, significará que para cuando llegue la edición 2015 de El Buen Fin mantendremos una deuda del año anterior que, probablemente, nos impedirá aprovechar alguna buena (y nueva) oferta. En este caso, la opción más inteligente es tomar un crédito a 12 meses sin intereses, cumplir con los pagos establecidos en tiempo y forma, y de este modo estar listo para aprovechar las nuevas ventajas que se nos presenten el siguiente año. Algunos de ustedes se preguntarán…

[

¿Cómo puedo realizar una compra exitosa?

[

Cada caso es distinto y dependerá de las necesidades del consumidor, pero hay consejos muy sencillos de seguir y aplicar para que tanto nuestro bolsillo como nuestras necesidades queden totalmente satisfechas:

[

  • Si ya decidiste realizar compras durante estos días, procura asistir lo más temprano posible a los establecimientos. Las mejores ofertas vuelan antes, por lo que estar en el momento y lugar adecuados es decisivo para que salgas satisfecho de la tienda.
  • Ten siempre en mente qué quieres llevarte a casa; si vas al centro comercial buscando un buen descuento en pantallas pero “se te atraviesa” una tentadora cámara fotográfica, es probable que pierdas de vista tu target principal y, probablemente, te quedes sin él.
  • Asegúrate de que la gama de opciones a elegir en el producto que deseas sea amplia; por ejemplo, si quieres comprar una tablet, lo ideal sería que llevaras a casa el modelo que tenías en mente antes de entrar a la tienda, y no el que quedó en calidad de “peor es nada” porque era de los que tenían un descuento significativo.
  • Revisa las etiquetas. Un producto rotulado con $999.90 siempre será más atractivo que el que dice $1,000.00, dado el efecto psicológico relacionado con el número de cifras en la etiqueta. Analiza, compara precios, haz memoria y recuerda que, si ese producto de $599.00 que encontraste de oferta costaba $699.00 hace una semana, el beneficio del descuento no es tan grande.
  • No te emociones al verte rodeado de ofertas sexies y sugerentes. Si, por ejemplo, vas con la mentalidad de comprar el videojuego de moda para regalárselo a tu hijo en navidad y éste cuesta $1,000.00, tómalo e ignora la consola más reciente que está a un lado (con un exquisito descuento del 50%) y ahora cuesta $3,000.00; Einstein dijo que todo es relativo, y esta premisa aplica también en el mercado.
  • Nunca, jamás, te salgas del presupuesto que estableciste en principio para realizar tus compras. Recuerda que, por más satisfactoria que resulte una adquisición, nada es más valioso que la tranquilidad de saber que mantienes bajo control las deudas adquiridas y cuentas con la capacidad de liquidarlas sin poner en riesgo tu patrimonio ni tu estabilidad económica.

[

Teniendo esto en mente, espero que El Buen Fin resulte grato para todos. ¡Felices compras!

(Visited 936 times, 1 visits today)